Te das cuenta de que no te conocen NADA, cuando te dicen “suelta tu Coelho” y tu volteas a tu recién nacida biblioteca (de 2 añitos), dónde solo hay Gurdjíeff, Nietzsche, Kundera, Tsun Tzu y Allan Poe (la edición traducida por Cortázar… si, me encanta…).

Anuncios