Hay personas negativas que actúan como verdaderos vampiros emocionales y nos roban nuestra energía. Sin darnos cuenta, estas personas nos contagian su negatividad y nos pasan sus problemas. De esta forma, antes de que nos demos cuenta, vamos perdiendo energía. En muchas ocasiones esto sucede porque no sabemos establecer límites claros en las relaciones interpersonales.

No caigas en las redes de las personas negativas, sé consciente de que pasar tiempo con ellas tiene un precio muy alto, psicológicamente hablando, porque tendrás que estar a la defensiva todo el tiempo. Por eso, lo mejor es que dejes claro desde el principio qué esperas de esa relación y qué puedes dar a cambio. No permitas que rebasen tus límites y te contagien su negatividad manipulando tus emociones.

Anuncios