Cuéntame un cuento que quiero soñar,
cuéntame que los amigos no se hacen daño,
cuéntame que los amigos no se mienten,
cuéntame que los amigos no se utilizan,
cuéntame un cuento…

Y cuando ya esté soñando,
brinda por un nuevo cuento para que siga soñando
y creyendo que los cuentos son realidad.

Es hora de despertar,
ya no creo en tus cuentos…

Escrito por una mujer inteligente el 15/11/2010

Anuncios