Y asi es como terminan las historias que sueñas, las historias que duelen, como un suspiro, asi de repente ya no queda nada de lo que soñamos.

Como despertando de un largo sueño, sin saber qué pasó ni dónde estás, o cómo llegaste hasta ahí.

Nada es igual.

Nada será igual nunca más.

Se acabó.

Ya es el fin.

Y de repente te preguntas que pasará ahora.

Miedo.

Se acabó.

Ya llegó el final.

Es hora de decir adiós.

Anuncios